La guía turística alternativa para Semana Santa | La ciudad ofrece rincones que pueden sorprender a los propios barceloneses
Redacción ADN.es, Barcelona | 30/03/2010

Menos prisa y más tiempo para disfrutar de la ciudad.
Ante esta perspectiva, los barceloneses que no han podido irse de viaje esta Semana Santa no tienen excusa para quedarse sin plan. Y no hace falta subirse al Bus Turístic ni revisitar La Pedrera: la ciudad esconde rincones que atraen al turista más cosmopolita y exigente, y que aún pueden sorprender a los autóctonos.
En vacaciones el ritmo de la ciudad echa el freno, así que es un buen momento para descubrir cafés, restaurantes o tiendas que el resto del año se pueden pasar por alto. Una selección, en el Top 5 adjunto. Por otro lado, tampoco faltan los espacios (como el parque del Fòrum) que organizan actividades familiares más ortodoxas. Y quienes prefieran un plan cultural, cuentan con los museos: esta Semana Santa todavía están abiertas las muestras sobre Fellini (Caixaforum), Fortuny (La Pedrera), los murales (Fundació Miró) y las ciudades catalanas (CCCB). Además, La Virreina acoge cuatro exposiciones gratuitas dedicadas a Les Rambles. Algo minoritaria pero igual de exquisita es la zona de galerías del Eixample. Más ideas: las ilustraciones de Robert Cabeza en la Sala Ciutat, la reflexión sobre el urbanismo moderno del COAC y el alegato contra el hambre del Mercat de la Sagrada Família.
TOP 5
1 Raval Norte. El rectángulo que forman la calle dels Àngels, Elisabets, Dou y Notariat da para mucho. Para comer la ‘japo burger’ del Dos Palillos, para comprar la ropa ‘indie’ de Still Light, para admirar el diseño de Roomservice, para probar el pan de espelta de Reykjavik (en la foto), para bucear en el ‘vintage’ de Against y Blow, para comprar revistas en Ras… 2 Séneca. Otra calle con concentración interesante. Sólo en materia infantil, se puede vestir a los niños con cazadoras de cuero en Snö, con pichis ‘vintage’ en Tammy Donohoe o con aire retro en Nobodinoz (foto). 3 Cultura Tiki. El espíritu de Elvis Presley en ‘Blue Hawaii’ revive en el bar Tahiti, que ocupa el antiguo Benidorm (Joaquim Costa, 36) con cócteles de calidad de la escuela Negroni y, sorpresa, libre de humos.
4 Galerías. Más allá de la Miró, la Tàpies y el MACBA, se recomienda explorar la nueva Otrascosas, en un piso de Via Laietana, 64 (en la foto); visitar ADN (Enrique Granados, 49) y completar con compras en la tienda Gogoko (Milà i Fontanals, 44-46). 5 Tapas. Nada que objetar a la mayoría de lugares de tapas revisitadas que han abierto desde que triunfó el Inopia (Tamarit,104). Carlos Abellan las practica en Tapaç 24 (Diputació, 269) y el Velódromo (Muntaner, 213; en la foto). Pero ya puestos, porqué no volver a los originales, como el Bar Mundial (Sant Agustí Vell,1) o el Vaso de Oro (Balboa, 6).
EL APUNTE
Siete días con niños: deporte y animales. No hace falta salir de la ciudad para practicar deportes de aventuras; basta con dirigirse al parc del Fòrum y toda la familia puede hacer ‘puenting’ y saltar en tirolina. El Zoo es otro lugar que en Semana Santa piensa en los niños de Barcelona, con su granja, sus actividades en inglés y sus itinerarios. Además, el Parc d’Atraccions del Tibidabo abre sus puertas desde mañana y hasta el lunes con espectáculos de marionetas y la proyección de películas.
EL LIBRO
‘Barcelona a bon preu’ Albert Arnaus (Cossetània Edicions). La Semana Santa también se puede dedicar a ir de compras (y gastar poco). Arnaus propone 100 rastros, ‘outlets’ y tiendas para comprar barato. Entre ellas, la Llibreria del Palau, donde un kilo de libros cuesta tres euros, o Lefties, con camisetas a un euro.

+info

enllaç notícia

Anuncis